MARRUECOS (varios viajes entre 2007-2012)

FEZHemos visitado muchas veces el país, está muy cerca,  es barato, tiene kilómetros de  costa, ciudades bonitas de interior, montaña y desierto. Lo tiene todo.

Es pobre y sucio, pero tiene un clima sano, un sol radiante, una cultura muy diferente , una gastronomía muy sana, buenas comunicaciones en tren y “justitas” en autobus. Cuenta con muchas ciudades interesantes, mercados medievales, bonita artesanía, festivales de música.

Sobre la gente tenemos que decir que hemos tenido experiencia maravillosas y malas, aunque nos quedamos con las positivas. Una vez unas chicas vieron que andábamos buscando nuestra ropa en la playa de Kenitra y dieron por hecho que nos habían robado.  Nos pidieron disculpas por un hecho tan deshonroso y nos invitaron a comer en  casa de sus padres, después de prestarnos ropa y calzado, llegó incluso un chico que  quiso  prestarnos dinero entendiendo que nos habían limpiado la cartera también. No fue así, nuestro dinero estaba a buen recaudo en el hotel y la ropa estaba intacta, pero eso sí,  en otra zona. Somos muy despistados, y eso tiene su precio.

En la misma playa de Kenitra, pudimos ver un concierto de música tradicional, donde espontáneos salían a bailar, colocaban billetes a las bailarinas, comían, era una fiesta muy bonita, rodeados de gente local y buen ambiente, sin alcohol, claro.

Tengo que reconocer que Marrakesh, es una ciudad maldita para nosotros, hemos encontrado la peor gente del país (sólo Tetúan le podría superar). Hemos sabido que hay unas mafias que traen a niños, de cualquier zona del país  para pedir violentamente dinero a turistas, si te pierdes en el laberinto de la Medina y preguntas alguna dirección a algún niño, prepárate para “soltar la mosca”. O sueltas la gallina, o tienes follón asegurado. También ocurre con taxistas y en otras ciudades, no solo en Marrakesh, avisados quedáis.

No hay nada parecido a Marruecos en toda Europa, el contraste con España sigue siendo brutal, nos encanta. Volveremos  siempre que sea posible.

Ha sido nuestra segunda casa durante años, pues cada vez que había poco tiempo, y poco dinero nos veíamos sobre un Ryanair rumbo a África.

Hemos visitado Tanger, Tetuán, Chauen, Asilah, Casablanca, Rabat, El-Jadida, Fes, Meknes,  Marrakesh, Kenitra, Ifrane,Oujda, Taza,  Essaouira, Azrou, Safi, El-Hajeb… y algunos pueblos más pequeños.

Recuerdos imborrables: esa medina que nunca se acaba y repleta de sorpresas en Fes, ese cuscús en casa de los padres de Fouad y el magnífico tajine de cordero con almendras y pasas, la caída del sol en Essaouira escuchando las gaviotas, esas tardes tomando té a la menta y viendo pasar la vida en El-Jadida, los Hamman-es, el olor del almizcle- Al-Misk-, los ciegos cantando mientras piden limosna a la entrada de la mezquita, Mustapha recordándonos siempre: “El águila nunca caza moscas”.

Selección de algunas fotos del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s