INDIA. Noviembre-Diciembre 2008

OLYMPUS DIGITAL CAMERAConseguimos un vuelo con Finnair por menos de 400 euros, ida y vuelta a Mumbay, el problema fue que 3 días antes de volar, sucedieron los tristes atentados en la ciudad, lo que cambió completamente nuestros planes y tuvimos que volar a New Delhi.  De hecho, habíamos quedado con una chica ese mismo día en el bar donde hubo un tiroteo.

Es el país mas fotogénico del mundo, tanto si eres buen fotógrafo o malo, siempre  salen fotos  interesantes, es que el país es en sí….excepcional…todo el mundo ha estado allí y nadie vuelve indiferente, o te gusta, o lo llegas a odiar.

País único, con su especiada y picante gastronomía, con un colorido y una estética única.  País barato como no hemos conocido otro, pero sucio y pobre como pocos.

Vimos parte del norte del país, solo una pequeña parte de este inmenso país, fuimos invitados a una boda, comimos de todo, vimos una fiesta tradicional musulmana, nos engañaron montando en los rikswau, nos invitaron a comer. Vivimos el país intensamente.

Todo funciona sobre un mar de informalidad, de confusión constante,  no existen horarios fiables , no se llega a entender cómo funciona nada,  nadie te explica nada, pero la sonrisa de la gente te cautiva.  País de inmensos contrastes sociales y culturales.

La imagen mas impactante de nuestro viaje fué, una calle en Benarés, en la cual en un sentido se celebraba una boda, con sus cánticos y flores, y en el otro, había un funeral. La vida y la muerte. Parecía una película  pero no,  en la India se tiene una constante  percepción de vivir en una fantasía, como si fuera algo irreal.  Necesitas mucho tiempo para asimilar lo que estás viendo, para asimilarlo de alguna manera.

La gente te pregunta con frecuencia: ¿cómo definirías India? Y no podemos reprimirnos:  ¿Y cómo historias se define un país inmenso, con mil climas, con una variedad de religiones y creencias fascinante? ¿Cómo leches defines el país del color, del incienso y de las flores, de las mujeres elegantes con su Sari, en contraste con su extrema pobreza y suciedad, con una superpoblación que vive hacinada en ciudades muy contaminadas, con un tráfico horrible y con un clima duro que se suele juntar con problemas estomacales para la gran mayoría de los visitantes?

Recuerdos imborrables:  del viajero italiano que se enamoró de India hace 30 años y dejó su Milán natal para vivir cerca de Nepal, grandes emociones de recordar los cánticos de dos vagabundas en un tren, tristeza al recordar que lo primero que vimos en Benarés fue el cadáver de un niño que lo llevaban a purificar hacia el Ganges, largas conversaciones con un “intocable” que nos habló de su sistema de castas (que no es legal pero forma parte de la realidad), añoranzas de recordar haber visto una “jainista” que iba barriendo el suelo para no pisar ningún animal mientras tapaba su boca con un pañuelo para no tragar ningún insecto, sin olvidar una fiesta elegante en un chalé a la que fuimos invitados en un barrio selecto de Delhi.

Visitamos:  New Delhi, Jaipur, Pushkar, Agra y Varanassi (Benarés).

Volveremos, sin duda.

Selección de algunas fotos del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s