Y lo dejan todo… para viajar

Llevo 3 meses trabajando de nuevo, y en ocasiones, me da la sensación de llevar un lustro sin vacaciones.

No hay motivo de queja, pero la realidad es que – aunque voluntariamente-, estoy llevando un ritmo de vida bastante más acelerado de lo que quisiera, y sobre todo muy alejado del vivido en mi incursión latino-asiática hace menos de un año.

Ésta última temporada la estoy dedicando a leer, y tengo que reconocer que a veces me encuentro con joyas totalmente inspiradoras. Es el caso de un jóven de Cáceres que lo dejó todo para viajar. Nos puede gustar más o menos, puede estar muy alejado de nuestros sueños y realidades, puede resultar hasta absurdo o incomprensible.

Lo único que sé es que coincide con el perfil de algunas personas que nos hemos encontrado viajando, y que tienen mucho en común:

  • A partir de un proceso reflexivo, de análisis, de  formación y de perseguir un fin llegan a conclusiones que dan un giro a su vida y se ponen manos a la obra.
  • Narran de un modo abierto aquello que hacen, insisten en el cómo y dónde y profundizan en el por qué.
  • Son proactivos: destinan recursos a formarse, recaban información de la zona en la que se asientan, escriben y publican con frecuencia, aprenden el idiomas y costumbres del país, etc…
  • Son muy trabajadores y disciplinados. No tienen interés en estar echados bajo una sombrilla. Se involucran en ONGs, forman a la comunidad en la que viven…etc.
  • Una vez definido qué les motiva, sacrifican lujos y comodidades por tiempo. Tiempo para hacer todo aquello que les inspira, les llena, les emociona.
  • En mi opinión, en casi todos los casos cuentan con un nivel cultural y de educación medio-alto y de un nivel económico por lo menos medio (a menudo no muy alto, pero desde luego no bajo).

De la bibliografía que he revisado, he entresacado unas pocas reflexiones que me han gustado y comparto con vosotros:

  • No te compares con la mediocridad. Inspírate en los grandes creadores e intenta que sean tu espejo en la vida.
  • Bájate un rato del Ave en marcha, siéntate un rato y decide si ese es el tren que quieres para tu vida y la de los tuyos.
  • Comparte sin miedo todo aquello que aprendas o conozcas. No te lo quedes para tí. ¿por qué no existe una plataforma mediante la cual gente corriente con habilidades especiales puede formar a otros y a su vez recibir educación?
  • Aprende destrezas universales: a escribir, a hablar en público, a relacionarte con las personas y a intuir como piensan, algo sobre finanzas personales, técnicas de relajación, etc.
  • Invierte en tí mismo: en tu formación, en tu salud- física y mental-, en tu bienestar, en tu tranquilidad.
  • Ayuda y apóyate en tu comunidad (de vecinos, tu barrio o pueblo).
  • Se proactivo: no esperes que las cosas te vengas hechas. Haz propuestas, busca soluciones…
  • Vive pensando que el dinero es un instrumento magnífico, pero que tu tiempo, tu salud y tus metas- vivir con pasión, ser feliz- lo son mucho más.
Anuncios

2 Respuestas a “Y lo dejan todo… para viajar

  1. a ver si en la siguiente cena nos lo explicas todo como lo escribes.a todos nos gustaria vivir como lo ha hecho ese joven.un poco dificil en nuestra sociedad.besarkada bat!

    • Tienes toda la razón Isaac. Sólo unos pocos son capaces de hacer esto, y son gente económicamente independiente y normalmente sin cargas familiares. Ongi segi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s