Hospitalidad y aventuras en Esfahan, Irán (22-24 de Julio de 2015)

IMG_0239 IMG_0214 IMG_0278 IMG_0259    IMG_0271IMG_0250 IMG_0242 IMG_0243 IMG_0245 IMG_0246 IMG_0249IMG_0217 IMG_0220 IMG_0222 IMG_0226 IMG_0231 IMG_0235

IÑAKI: Esta noche he pasado mucho frío, he tenido que usar la manta. Los muy “torcidos” del hotel han puesto el aire acondicionado toda la noche y lo han quitado a las 08.00 de la mañana. La murciélago  ha sonreído al verme, Cuando salía de la ciudad he visto los restos arqueológicos de lo que fue la primera ciudad habitada en Irán. He llegado a la estación de buses y como me dolía la cabeza les he preguntado por una farmacia,! sit down please, sit down !, he pensado que no había ninguna cerca, o que no me habían entendido, al minuto me han regalado la aspirina y la botella de agua fresca. Me han puesto en primera fila del bus y me han dado un zumo y galletas, el cinturón de seguridad estaba roto, no me tranquiliza mucho después de saber que son el segundo país del mundo con más accidentes de tráfico, me cambio de asiento y me pongo el cinturón, no quiero tentar la suerte. En el autobús hace frío. Puñetero aire acondicionado .
Marzieh, nuestra amiga de Pamplona me avisa  de que su hermana me recogerá en la estación de autobuses de Esfahan, también me informa que sus padres viven a 2 horas de Esfahan y que me quieren conocer . No se si voy a dar abasto con tanta invitación y amabilidad . El autobús llega 2 horas tarde, hace calor, más de 40 grados. Se acabaron las bromas, los próximos días “Lorenzo” me abrazará .

He visto los primeros turistas desde el primer día en Maku, me ha hecho ilusión , eran dos alemanes, he hablado unos segundos con ellos y se me han quitado las ganas de ver turistas de un plumazo. Me han respondido con monosílabos y con pocas ganas. Iban a la capital,  adiós y hasta nunca. Mahmud ,María y El Niño me esperaban en la estación de autobuses de Esfahan, me llevaron a ver un famoso puente y fuimos a la plaza Iman Jomeini a ver la caída del sol. Precioso y lleno de gente local sentados viéndola. Un espectáculo gratuito y gratificante .
El nivel de ingles que tienen  es  muy inferior al que esperaba yo,  son muy religiosos , sobretodo Mahmud , es un musulmán  muy convencido, me invita a leer el Corán , me habla sobre su libro sagrado y me cuenta que dentro del él  están incluidos los cristianos y todas las  otras religiones,  el Corán habla del sol,de la luna y del cielo, de todo, es un libro que ama profundamente y le hace vivir en paz. Entiendo que lo hace con la mejor de las intenciones , pero a mi me cansa ese fervor religioso, esa ansia de venderme el paraíso, llegando incluso a sentirme un poco forzado o violentado. Como no creo que lo entienda fácilmente, disimulo tener interés.

Mahmud duerme en la misma sala  que yo, es una cosa que me desconcierta. Cuando me invitan a casas en Irán , dormimos en la misma habitación varias personas, supongo que tiene un significado, algo cultural,  me da la impresión de que lo hacen aunque tengan habitaciones libres, me gusta tener cierta intimidad y más aquí que hay un sentido del pudor muy acentuado . No me importa este hecho de todas formas  y menos aun siendo un invitado que no paga un florín húngaro, pues solo faltaba…

Marie me cuenta que sus padres están un poco apenados con Marzieh porque ha ido a España y no ha vuelto a visitarlos. Realmente están molestos con gran parte de la familia porque ningún hijo se ha quedado con ellos a vivir y ahora viven solos en una gran casa, las familias están muy unidas aquí y esas cosas duelen mucho.

A la mañana me han llevado a un hotel porque tenían que irse a visitar a sus padres y volvían a los 3 días. No tenía fuerzas para ir a conocer a sus padres, era mi primer día en Esfahan y quería explorar la ciudad, el hotel es barato y está bien organizado, como no hacía calor me he ido directamente al centro, de camino varias personas me han invitado a tomar te, el barrendero y unos albañiles .

He oído unos cánticos y  he presenciado un funeral en pleno centro, he encontrado un lugar donde tomar café , era caro pero me apetecía tomar un café en Irán, estaba bueno y los camareros hablaban inglés y eran simpáticos.
He llegado a la plaza Iman Jomeini  y he estado sacando fotos, me ha interrumpido mucha gente, algunos querían venderme alfombras pero la mayoría querían hablar conmigo, sobretodo chicas, alguna me ha querido demostrar su modernidad, ” mis padres se van a rezar, pero yo no rezo”. Otra era una encantadora estudiante de turismo  con su madre, hablaba un ingles muy bueno y su madre 2 palabras, me ha hecho varias preguntas y como le he caído bien, me ha prometido llamarme a la tarde para ayudarme si necesito algo y puede que a cenar esta noche, le he pedido sacarme una foto con ella y se ha adelantado su madre, muy graciosa.

He vuelto al hotel a hacer una siesta corta, he encontrado a unos gringos empujando su coche alquilado con una cuerda a otro coche, ni he querido preguntar lo que estaban haciendo… El único que se ha dignado a saludarme en el hotel  a sido un iraní de vacaciones en Esfahan. Habitación individual con aire acondicionado, wifi y desayuno incluido por 400.000 rials mola. Mi idea es volver a la plaza cuando caiga el sol e ir al puente a tomar un te.
Después de hablar con un montón de gente de todos lados y de invitarme a un helado unos chicos, me ha llamado la estudiante de turismo para cenar a su casa, he aceptado, pero la chica ha llamado por su madre (ella se había ido a una fiesta con su marido). Nos ha acompañado una amiga que tienen en común que afortunadamente hablaba buen ingles, son gente bien posicionada, viven un chalet bonito , con jardín y fuentes, los maridos son” bussiness mans “. Hemos hablado de muchas cosas pero me ha sorprendido el sueldo de una de ellas,es profesora universitaria , 10 millones rials, 280 euros al mes. Es complicada la vida con ese sueldo, me dice. He desayunado en el hotel, había ambientazo.  Un italiano mandando wastsaps todo el rato, una china que no me ha respondido a mis dos ” good morning” y otro coreano separado en otra mesa que estaría casi levitando. Casi prefiero pasar calor y decido buscar una madraza o escuela coránica  y entrar a alguna mezquita que no visité ayer.

Anuncios

Una respuesta a “Hospitalidad y aventuras en Esfahan, Irán (22-24 de Julio de 2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s