Reminiscencias de Egipto

78e514b815d90356526b63a30c4365ea

Todavía estoy saboreando el regusto que me ha dejado el magnífico y comodísimo viaje a Egipto, gracias a Maite.

De vez en cuando me asaltan los recuerdos, que de no ser porque se ha conocido el país con gente local y había “intérprete árabe” se me habrían escapado. Unos pocos ejemplos:

  • La “Gamaeia” consiste en que cada componente de un grupo de amigos ponga 100 libras y el total del importe de los 20 amigos, 2000 libras, se lo presten cada mes a uno de ellos para que lo pueda invertir o comprarse algo que necesitan.  Es el modo de financiarse de la gente  sencilla cuando no se tiene acceso a préstamos bancarios.
  • Costumbres difíciles de entender: Cuando quieren llamar desde la calle a la madre de casa, lo habitual es  gritar el nombre del hijo mayor, nunca directamente el de la esposa. Asimismo, cuando van a viajar a El Cairo, lo habitual es que digan que van a Egipto.
  • Coste de la vida: La población sencilla gana unas 1200 libras mensuales, y 2000 se puede considerar un buen sueldo. Las mujeres y los jóvenes sin experiencia, por supuesto ganan incluso menos. Cuesta entender la  proporción de estos precios, cuando todos los servicios turísticos resultan bastante caros, sobre todo porque hay una doble tarificación: una discreta para los nacionales y una mucho mas cara para los extranjeros.
  • Las mujeres salen de compras siempre acompañadas por sus maridos o sus hijos, nunca solas. En las casas y en el ambiente familiar, las mujeres se rodean de sus hermanas y familiares y se respira un ambiente muy distendido. Ríen y bromean con frecuencia mientras se atiborran de té y cuidan de sus retoños.
  • Casi nadie tiene cuentas corrientes bancarias; es la razón por la que todos los responsables de “iberdrola” o de “gas natural” tienen que pasarse por cada bloque de pisos, donde el portero – que no hace funciones de seguridad- les abona todas las facturas de los vecinos que el funcionario no encontró en su casa la anterior vez. Maite contaba que en su ciudad hay un funcionario que cobra la luz, y es uno de los más pudientes de la ciudad. Por lo visto, manipula los contadores de casi todas las casas que visita a cambio de una mordida discreta. Así cualquiera se hace rico.
  • Las mujeres se casan a muy temprana edad, y tienen hijos con gran rapidez. Aunque podríamos pensar lo contrario, los divorcios son muy normales. En ocasiones, los egipcios – hombres, por supuesto- tienen relaciones con turistas rusas o de otros países, pero con mucha frecuencia, ven que hay diferencias culturales enormes, y vuelven a casarse con una egipcia, mucho más tradicional y cercana a su forma de entender la vida.
  • El carné de conducir nadie lo saca en una academia, sino que van a tráfico y sobornan a algún oficial. Tema acabado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s